Hernia Umbilical (Umbilical Hernia)

¿Qué es una hernia umbilical?

Una hernia umbilical es una protuberancia del ombligo debido a la falta de cierre de la pared abdominal durante el desarrollo embriológico. El orificio en la pared abdominal permite que el intestino delgado se filtre causando un “bulto” visible en el abdomen. A menudo, las hernias umbilicales están presentes en los niños al nacer y pueden ser grandes o imperceptibles hasta más adelante en la vida. Las hernias umbilicales pueden cerrarse por sí solas durante los primeros 4 a 5 años de vida y esto es más probable para las hernias pequeñas que para las de mayor tamaño. La cirugía a menudo se retrasa hasta los 4 años de edad o más tarde porque existe la posibilidad de que la hernia se cierre por sí sola. El tejido del niño está más fortalecido a los 4 años de edad y las complicaciones serias son raras en este tipo de hernias. La probabilidad del cierre espontáneo de la hernia depende del tamaño. Es poco probable que las hernias que tengan un defecto de una pulgada o más en el músculo sanen por si solas. Hernias con defectos de menos de ó pulgada tienen el 90% o más de probabilidad de sanar solas. Las otras hernias umbilicales que tienen poca probabilidad de sanar son las que tienen una protuberancia grande en la piel. Las hernias umbilicales pueden llegar a ser más prominentes cuando el niño se está riendo, llorando, esforzándose, levantando o teniendo una evacuación intestinal.

Las hernias umbilicales normalmente no duelen y se diagnostican basándose en la historia y un examen físico por un médico.

Los bebes prematuros y los afroamericanos tienen mayor riesgo de desarrollar una hernia umbilical.

¿Qué sucederá en el hospital?

Su niño irá al hospital para la reparación quirúrgica de la hernia umbilical. Esta es una cirugía ambulatoria, lo que significa que su hijo será dado de alta el mismo día.

Esta cirugía se hace con el niño completamente dormido bajo anestesia general. Un corte pequeño, o incisión, se hace a nivel del ombligo y del defecto, o agujero, y se repara con puntos de sutura. La piel se cierra usando puntos de sutura absorbibles para que así a él/ella no le tengan que retirar los puntos. Las suturas se disolverán por si solas durante varias semanas. Es posible que coloquen unas tirillas estériles blancas sobre la incisión o que cubran el área de reparación con una gaza y un vendaje Tegaderm. Ocasionalmente las hernias umbilicales con piel muy protuberante pueden necesitar la eliminación de la piel sobrante para mejorar el aspecto postoperatorio. El vendaje se mantendrá en su lugar según sean las indicaciones de su cirujano.

¿Cuándo le darán de alta a mi hijo?

Su hijo permanecerá en recuperación por unas cuantas horas. Se le dará de alta una vez pueda tomar líquidos y el dolor este bajo control.

¿Cómo será la recuperación de mi hijo?

La recuperación generalmente dura uno o dos días, dependiendo de la edad del niño. Los niños pequeños son capaces de reanudar sus actividades normales más rápido, mientras que los niños mayores se toman unos días más antes de sentirse de nuevo como si mismos.

Su hijo puede ducharse pero no puede nadar o tomar baños en la tina/bañera por 7-10 días después de la cirugía. Aconsejamos no levantar objetos pesados, hacer deportes ni ejercicios por 2 semanas.

Su hijo podrá retornar a la escuela dos días después de la cirugía. No hay restricciones en su dieta.

¿Qué debo esperar después de la cirugía?

  • Vigilar por fiebre 
  • Vigilar por signos de infección como enrojecimiento, hinchazón, drenaje o mal olor de la herida 
  • Vigilar por signos de dolor 
  • Hay una posibilidad pequeña de recurrencia (<1 porcentaje) 
  • De vez en cuando algunos niños desarrollan un absceso alrededor de los puntos. Esto se observa al notar uno de los puntos de sutura que sobresale del ombligo. En este caso la sutura continuará cayéndose por sí sola de unos cuantos días a semanas más tarde o la pueden remover en la clínica usando pinzas.