Manejo Intestinal (Bowel Management)

  • Cada año en los Estados Unidos, se estima que 600 niños, aproximadamente uno de cada 4000 bebés, nace con malformaciones en el ano y/o recto. 
  • La calidad de vida de los niños con malformaciones anorrectales puede mejorar aún más al hacerse un manejo intestinal después de corregir la malformación. El objetivo de un programa de manejo intestinal es el de ayudar a los pacientes que sufren de incontinencia fecal (la inhabilidad de controlar voluntariamente los intestinos) a mantener los intestinos limpios durante las 24 horas del día y así prevenir problemas que puedan causar aislamiento social. El índice de éxito es alto, el 95% de los pacientes que se adhieren al Programa de Manejo Intestinal logran mantener los intestinos completamente limpios. 
  • Ya que cada paciente es diferente se debe establecer un plan específico e individual para cada uno. Con el propósito de poder elaborar el mejor plan, lo primero que se hace es evaluar al niño para determinar que tanta movilidad tiene en el colon actualmente - la forma como los alimentos se mueven a través de éste. La clasificación de los pacientes con incontinencia fecal se divide en dos grandes grupos: aquellos que sufren de estreñimiento y aquellos que tienden a tener diarrea. A cada grupo se le hace un manejo completamente diferente.

Los pasos iniciales:

  • El primer paso en el Programa de Manejo Intestinal es hacer un estudio en el que se usa un enema de contraste. Durante el enema se usa una solución hidrosoluble llamada Hypaque, y el niño no necesita de ninguna preparación intestinal previa. 
  • La radiografía nunca se debe hacer usando bario 
  • La radiografía debe tomarse después de evacuar el medio de contraste 
  • Los resultados ayudarán al cirujano a determinar si el niño tiene hipomovilidad (estreñimiento) o hipermovilidad (diarrea). 
  • Cuando se determina la movilidad del colon, se puede crear e implementar un plan de manejo intestinal.

Hipomovilidad o estreñimiento:

  • El Programa de Manejo Intestinal para el estreñimiento consiste en enseñar a los padres a limpiar el colon del niño una vez al día usando un supositorio, enema o irrigación colónica
  • Puede que no sea necesario hacer cambios en los medicamentos o la dieta. 
  • El reto en realidad es el de encontrar el enema correcto capaz de vaciar completamente el colon. 
  • Los episodios de salida involuntaria de las heces o “accidentes” severos ocurren cuando la limpieza de las heces, acumuladas progresivamente dentro de los intestinos, no se completa.

Supositorios:

  • Glicerina: Encontrará disponibles supositorios sin receta así como también los que vienen en forma líquida, sin embargo consulte con el cirujano antes de usarlos.

Enema:

  • Hay diferentes tipos de soluciones que se pueden usar para los enemas: algunas son soluciones ya preparadas que se compran en la farmacia y otras son soluciones calientes a base de sal y agua de preparación casera. 
  • El médico que atiende al niño tiene que ordenar el uso de las soluciones. 
  • El uso de enemas de fosfato ("Fleet") es el más conveniente porque estos ya vienen preparados en un frasco. Sin embargo, los enemas de solución salina pura también son efectivos y algunas familias los consideran más fáciles de usar y más baratos. 
  • Ocasionalmente, los niños se quejan de cólicos con los enemas "Fleet" pero no presentan queja alguna con los de solución salina. Los niños mayores de ocho años o que pesan más de 65 libras (30 kilos) pueden usar un enema de fosfato para adultos diariamente. 
  • Los niños con edad de tres a ocho años o que pesan entre 35 a 65 libras (15 a 30 kilogramos) pueden usar a diario un enema de fosfato para niños. Nunca se debe usar más de un enema de fosfato al día debido al riesgo de intoxicación. Los niños que tienen la función renal deteriorada deben tener precaución al usar los enemas "Fleet". 
  • El enema de fosfato que se usa regularmente debe de resultar en una evacuación seguida por un periodo de 24 horas de limpieza total. 
  • Si un solo enema no es suficiente para limpiar el colon (basándose en las radiografías y el hecho de que el niño sigue ensuciando), entonces el niño requerirá de un tratamiento más agresivo y además de usar el enema de fosfato, se añadirá el de solución salina. La receta normal para una solución salina es 1000 ml de agua potable con 1 1⁄2 cucharadita de sal de mesa. NO cambie esta receta. Cambiarla puede ser perjudicial. 
  • La solución del enema debe estar a temperatura corporal para reducir los cólicos 
  • No hay ninguna fórmula mágica para la administración de un enema. Después de varias pruebas, usted determinará la cantidad correcta de la solución para el niño. El enema “correcto” es el que vacía y mantiene el colon de su niño limpio por las 24 horas siguientes.

Irrigación del colon o recto:

  • Es diferente a un enema porque la solución es para administrar y sacar casi inmediatamente. 
  • Use solución salina normal: 20ml/kg. El cirujano puede determinar la cantidad exacta para el niño. 
  • Use un catéter de goma roja, lubrique la punta con un lubricante quirúrgico e introduzca en el orificio anal. 
  • Conecte al catéter la punta de la jeringa del catéter e inyecte 20 mL de solución salina normal. 
  • Coloque la punta de la jeringa sobre la segunda cubeta, desconecte la jeringa del catéter y deje que el líquido gotee dentro de la cubeta vacía. 
  • Deseche la solución que está sucia. 
  • Repita las irrigaciones hasta que termine la cantidad que el médico le indicó o hasta que el líquido salga transparente. Posiblemente, usted tendrá que mover un poco el tubo hacia dentro o hacia fuera para permitir que el líquido drene del recto por completo. Es importante dejar que las heces y la solución salina drenen por sí solas antes de introducir más solución salina.

Evite estos alimentos en caso de tener estreñimiento:

  • Puré de manzana
  • Bebidas no alcohólicas (con azúcar artificial, gaseosas, carbonatadas)
  • Arroz
  • Banana
  • Pan blanco
  • Pasta
  • Bagels
  • Pretzels
  • Carne, pollo o pescado hervido, asado a la parrilla o al horno
  • Papas

Hipermovilidad o diarrea

  • Los niños con diarrea tienen un colon hiperactivo y la mayoría del tiempo no tienen acumulación. Esto significa que aunque el enema limpie el colon con cierta facilidad, las heces pasan bastante fácil del ciego al colon descendente y al ano. Para prevenir esto, se recomienda una dieta que cause estreñimiento y/o medicamentos para desacelerar el colon. 
  • Es importante determinar si el paciente tiene un colon hiperactivo o si está de hecho estreñido y son las heces las que gotean alrededor de la retención. 
  • El medicamento para tratar la hipermovilidad es el loperamide (Immodium): el cirujano del niño le indicará la dosis y la frecuencia de la administración 
  • Para determinar el plan de tratamiento apropiado, el tratamiento empieza con enemas (como se describió en la sección de estreñimiento), una dieta muy estricta y una dosis alta de loperamide. 
  • La mayoría de los niños responden a este tipo de manejo agresivo en 24 horas. 
  • El niño debe continuar con la dieta estricta hasta que los intestinos estén limpios por 24 horas durante 2 o 3 días consecutivos. Después de ese tiempo, usted puede introducir un nuevo alimento y observar el efecto que éste tiene en las heces. Si el niño ensucia después de comer cierto alimento, se recomienda eliminar completamente este alimento o usted tendrá que estar preparado para la incontinencia. 
  • Una vez que el niño esté continente consistentemente, se podrá ajustar la dosis de loperamide a través de pruebas para determinar la cantidad apropiada del niño.

Alimentos que debe evitar:

  • Leche o productos lácteos
  • Condimentos
  • Grasas
  • Jugos de fruta
  • Comida frita
  • Papas fritas
  • Frutas
  • Chocolate
  • Vegetales

Alimentos que debe consumir para causar estreñimiento:

  • Puré de manzana
  • Bebidas no alcohólicas(con azúcar artificial, gaseosas, carbonatadas)
  • Arroz
  • Banana
  • Pan Blanco
  • Pasta
  • Bagels
  • Pretzels
  • Carne, pollo o pescado asado a la parrilla o al horno
  • Papas

Objetivos del Programa de Manejo Intestinal

  • Mejorar la calidad de vida en general o limitar las discapacidades relacionadas con las malformaciones anorrectales. 
  • Limpiar el colon y mantenerlo limpio por 24 horas. 
  • Las claves del éxito incluyen coordinación de tiempo, dedicación y colaboración con todos los proveedores de salud de su hijo. 
  • Más del 90 por ciento de los niños que participan de este programa permanecen artificialmente limpios y secos por un día entero y pueden llevar una vida completamente normal y se sienten diferentes en cuestiones de autoestima y confianza a raíz de la mejoría en la calidad de vida. 
  • Cada niño es diferente, por lo tanto es importante hablar con el médico sobre el plan que se diseñará específicamente para cubrir las necesidades de su hijo.