Enfermedad de la Tiroides y Resección (Thyroid Disease and Resection)

¿Qué es la Tiroides?

La tiroides es una pequeña glándula en forma de mariposa situada en la parte delantera del cuello. Una mitad de la tiroides (lóbulo) se encuentra a lo largo de un lado de la tráquea, y la otra mitad se encuentra al otro lado. Un pequeño “puente” o “istmo” de la tiroides que se encuentra sobre la tráquea conecta los dos lóbulos. La tiroides está ubicada en medio del cuello, entre la manzana de Adán (cartílago tiroides) y el esternón. La función principal de la glándula tiroides es producir hormona tiroidea, la cual ejerce sus efectos en casi todas las células del cuerpo. Estos efectos incluyen estimulación del metabolismo, los ritmos cardiacos, la contracción cardiaca, la fertilidad, la concentración así como efectos en el crecimiento y desarrollo cerebral en los fetos y recién nacidos.

Por esto los trastornos de la glándula tiroides tienen un efecto profundo en el cuerpo humano. Cuando la glándula tiroides produce hormona tiroidea en exceso (hiperactiva), la condición se llama hipertiroidismo. Cuando la glándula tiroides produce muy poca hormona (hipoactiva), la condición se llama hipotiroidismo. Los problemas de tiroides pueden ocurrir a cualquier edad; hasta los bebés pueden nacer con problemas de tiroides. 

  • Exceso de hormona tiroidea (tiroides hiperactiva, o hipertiroidismo) 
  • Muy poca hormona tiroidea (tiroides hipoactiva, o hipotiroidismo) 
  • Nódulos tiroideos 
  • Cáncer de tiroides 
La mayoría de los niños con una tiroides hiperactiva tienen la enfermedad de Graves. Con la enfermedad de Graves, el sistema inmune del niño produce anticuerpos que no son normales y aumentan la actividad tiroidea. Algunos niños con una tiroides poco activa tienen la enfermedad de Hashimoto. Con la enfermedad de Hashimoto, el sistema inmune del niño produce anticuerpos que no son normales y disminuyen la actividad tiroidea.

Los nódulos tiroideos son unos pequeños bultos que se forman en la tiroides. Pueden ser sacos llenos de líquido (quistes) o masas sólidas. La mayoría de los nódulos tiroideos son benignos (no son cancerosos). Sin embargo, los nódulos benignos se pueden convertir en hiperactivos y secretar más hormona tiroidea de lo que el cuerpo necesita. En este caso, se tienen que eliminar. Los nódulos tiroideos raramente contienen células malignas (cancerosas). El tipo de cáncer tiroideo más común en los niños se llama carcinoma papilar. Otros tipos de cáncer son muy raros en niños pero los carcinomas folicular y medular de la tiroides pueden existir en familias. Algunos niños con cáncer medular tiroideo tienen otra condición que existe en la familia llamada neoplasia endocrina múltiple (MEN 2 por sus siglas en inglés). Los niños en familias con MEN 2 necesitarán una tiroidectomía temprano en su niñez >y requieren vigilancia para otros tumores por el resto de sus vidas.

¿Cuál es el tratamiento?

Los médicos llamados endocrinólogos tratan las condiciones que tienen que ver con las hormonas, incluyendo problemas con la tiroides. Las hormonas tiroideas (y otras hormonas) están relacionadas al crecimiento y desarrollo de un niño. Es necesario que los niños con problemas tiroideos vean a un endocrinólogo pediátrico. Éstos se especializan en problemas de hormonas en los niños y pueden diseñar el tratamiento de acuerdo a la edad y las necesidades del niño en crecimiento.

Es posible que el equipo médico pueda tratar el problema de tiroides de su niño sin necesidad de cirugía. Para un niño con exceso de hormona tiroidea (tiroides hiperactiva, o hipertiroidismo) los médicos podrían recetar un medicamento para tomar por vía oral todos los días con el fin de bloquear la actividad tiroidea. Para un niño con muy poca hormona tiroidea (tiroides poco activa, o hipotiroidismo) los médicos podrían recetar unas pastillas de reemplazo de hormona tiroidea. Esto puede mantener los niveles de hormona en el margen correcto. Los niños que toman estas pastillas necesitan visitar a su médico regularmente. El medico revisará los niveles de hormona y ajustará el medicamento a medida que ellos crecen y maduran.

Cirugía

Algunos niños con problemas de la tiroides sí necesitan cirugía. Un niño con tiroides hiperactiva necesitaría cirugía si presenta alguna de las siguientes condiciones: 

  • El medicamento no corrige los niveles de hormona. 
  • El medicamento causa efectos secundarios o una reacción alérgica 
  • El niño no puede recibir yodo radioactivo por su edad o tamaño. 
  • La tiroides ha crecido demasiado. 
Cirugía en un niño con nódulos tiroideos claramente benignos (no cáncer) es posible si éstos están causando problemas, por ejemplo: por el tamaño. Un niño con nódulos que podrían tener cáncer o que claramente tienen cáncer necesita cirugía. Si el área con problemas se encuentra en una mitad de la tiroides, o lóbulo, los cirujanos podrían extirpar solo esa mitad. Esta cirugía se llama lobectomía. Si hay alguna preocupación sobre los dos lóbulos de la tiroides, entonces pueden remover la tiroides completa. Esto se llama tiroidectomía total. Si hay cáncer en la tiroides, los médicos también revisarán si el cáncer se ha diseminado a otros nódulos linfáticos u otras estructuras. Es posible que éstas también sean extirpadas. Para los niños con cáncer, la cirugía podría ser el único tratamiento o solo parte de su tratamiento. Nuestros cirujanos trabajan en conjunto con los endocrinólogos pediátricos y doctores de medicina nuclear para crear un plan de tratamiento para cada niño basado en sus necesidades.

¿Qué sucederá en el hospital?

El día de su procedimiento, usted llega al hospital con su niño. Su niño no podrá comer o beber nada antes de la operación dependiendo de la hora programada para entrar a la sala de operaciones. El procedimiento generalmente dura de 2 a 3 horas. Después que su niño despierte del procedimiento será llevado a la unidad de cirugía pediátrica o a la unidad pediátrica de cuidados intensivos (PICU por sus siglas en inglés) para ser observado. Esta observación incluye vigilancia de la incisión y del cuello para ver si hay algún signo de hinchazón, vigilar la respiración, y revisar los niveles de calcio en la sangre.La tiroides colinda con cuatro glándulas paratiroideas pequeñas que secretan una hormona especial que es importante en la regulación de los niveles de calcio en la sangre.

Las paratiroides son pequeñas (como del tamaño del borrador de un lápiz) y su riego sanguíneo (aún más pequeño) puede entrar en espasmos durante la tiroidectomía causando un desequilibrio transitorio en la regulación de los niveles de calcio en la sangre. Por esta razón, casi todos los pacientes que se someten a una tiroidectomía total reciben calcio (y vitamina D) después de la operación. Su niño tendrá un vendaje en el cuello cubriendo la incisión, el cual se le quitará la mañana siguiente al día de la cirugía. La incisión será aproximadamente de dos a tres pulgadas y será cubierta con unas tirillas adhesivas blancas llamadas steri strips. La voz de su niño estará ronca por unos cuantos días después de la cirugía, pero mejorará con la recuperación.

¿Cuándo le darán de alta a mi niño?

Posiblemente a su niño se le dará de alta una vez esté tolerando alimentos sin náuseas o vómitos y el dolor esté bien controlado con medicamentos analgésicos orales. De la misma forma, los niveles de calcio deben de estar en un nivel adecuado antes de irse a su casa. Éstos son evaluados tomándole al niño muestras de sangre regularmente. A usted se le proporcionará una receta para el medicamento que el niño necesitará tomar en casa.

¿De qué debo estar pendiente después de la hospitalización/ operación?

Después de la cirugía para extirpar la tiroides las tirillas blancas deben permanecer puestas por 10 días, durante los cuales su niño puede solo ducharse. Después de los 10 días se le permitirá nadar y tomar baños en la tina. Los bordes de las tirillas blancas empezarán a despegarse lentamente. Puede quitárselas en su casa si se siente cómodo, o en la cita de seguimiento en la clínica. Es posible que el niño sienta la garganta adolorida debido al tubo colocado durante la cirugía lo cual desaparecerá solo. Podría ser de ayuda usar pastillas para chupar y un espray para la garganta. El cuello del niño puede que esté un poco hinchado y también puede sentir un bulto en la garganta al tragar, esto también mejorará después de unos cuantos días, de lo contrario llame al médico.

¿Cómo va a ser la recuperación de mi hijo/a?

La recuperación de cada persona es diferente. La mayoría de los niños/adolescentes van a necesitar como una semana antes de sentirse interesados en actividades incluyendo la escuela. Puede reanudar el gimnasio y los deportes después de dos semanas o cuando el cirujano le indique.

Después de la cirugía para extirpar la tiroides completa, los niños pueden necesitar una pastilla de reemplazo de la hormona tiroidea para que sus organismos obtengan esta importante hormona. Si solo extirpan la mitad de la tiroides, la otra mitad producirá suficiente hormona para satisfacer lo que el cuerpo necesita. Usted tendrá que continuar visitando al endocrinólogo pediátrico para ajustar los medicamentos según sea necesario.