Daños en los órganos sólidos (Solid Organ Injuries)

Si su niño recibe un golpe o se cae de forma que cause que el lado derecho o izquierdo del pecho o la parte superior del abdomen golpee el bazo o el hígado, el niño podría sufrir un daño en uno de estos órganos sólidos. No todos los daños en el bazo o hígado son iguales. El niño podría tener un moretón leve o una ruptura pequeña que cause sangrado; o el bazo/hígado podría romperse en varios pedazos.

¿Cómo suceden estos daños?

El bazo e hígado son los dos órganos sólidos más comúnmente lastimados en niños. La mayoría de los daños ocurren durante accidentes automovilísticos, caídas, accidentes de bicicleta, deportes de contacto y/o violencia.

Diagnóstico de un daño en el bazo:

La mayoría de los niños con daños en el bazo tienen dolor abdominal después de que ocurren. Ellos también pueden quejarse de dolor en el hombro derecho o izquierdo. Cuando esto sucede se le hace un examen físico al niño. Es posible que también le hagan una radiografía, tomografía computarizada (una imagen más detallada que la radiografía) o análisis de sangre para determinar qué tan serio fue el daño causado en el bazo/hígado.

Los daños del bazo e hígado se clasifican por grados en base a lo que se ve en la tomografía computarizada (CAT scan). Los daños de grado 1 son los más leves mientras que los de grado 4 (IV) son los más severos.

Tratamiento:

La mayoría de los daños al hígado no necesitan de cirugía. Los niños con un daño al bazo/hígado de grados del 1 al 3 usualmente se ingresan a una unidad general del hospital y los niños con un daño en el bazo/hígado grado 4 usualmente se ingresan en la Unidad de Cuidados Intensivos (ICU, por sus siglas en inglés) por 24 horas.

Generalmente, el tratamiento es reposo en cama estrictamente por 12 a 36 horas dependiendo del grado del daño y éste oscila entre 1 a 4 días. Otras variables tales como que tanto tiempo no se le permite comer y el numero de análisis de laboratorio que se deben hacer, también varían dependiendo del grado del daño.

Grado Días en PICU Sin Comer Análisis Reposo en cama Reanudar actividad Duración de la Estadía
I 0 12 hrs. ED, 12, 18 12 hrs. 6 semanas 1 día
II 0 12 hrs. ED, 12, 18 12 hrs. 6 semanas 1 día
III 0 24 hrs. ED, 12, 24, 36 36 hrs. 6 semanas 2 días
IV 1 24-48 hrs. ED, 6, 12, 24, 48 36 hrs. 6 semanas 4 días


Algunas veces el bazo tiene un daño serio y el sangrado no se detiene por sí solo. Si la cirugía es necesaria, se hace todo lo posible para salvar el bazo. La cirugía podría ser una reparación del bazo (esplenorrafia), extracción de una parte del bazo (hemiesplenectomia) o extirpación del bazo por completo (esplenectomía).

Si el bazo del niño tuvo un daño muy severo que requiera de la extirpación del mismo, entonces las funciones protectoras de éste también se eliminarán. Hay varias formas de remplazar éstas parcialmente. Para ayudar a remplazar la función de los anticuerpos, el niño necesitará vacunas 10 o 14 días después de la cirugía o antes de salir del hospital. Éstas podrían ser las siguientes: 
  1. Pneumovax para las infecciones neumocócicas 
  2. Vacuna para las infecciones meningocócicas 
  3. Vacuna para las infecciones de haemophilus influenza tipo B 
Por otro lado, no se puede extirpar el hígado; por eso se deben tomar otras medidas para tratar el daño. Algunas veces los cirujanos podrían llamar a los de radiología intervencionista porque ellos pueden recomendar algún tipo de intervención que ellos puedan realizar para detener el sangrado. Con el uso de la tecnología que ellos usan, tienen la capacidad de determinar exactamente la ubicación del sangrado y usar elementos como derivaciones (stents) y catéteres para embolizar “sellar/bloquear” el sangrado. También se obtendrán análisis de laboratorio, para observar minuciosamente al niño y asegurar que el sangrado se detuvo. En ocasiones es necesario sacar las partes del hígado que tuvieron daño severo en la sala de operaciones.

Control del dolor:

El dolor es diferente en cada niño, por ende se trata individualmente. Nuestra meta es la de que el niño esté cómodo todo el tiempo, por eso se le administrará el medicamento adecuado según el caso. Para el dolor moderado, se le dará al niño Tylenol, pero para aquellos que tienen daños más severos causando un mayor daño al cuerpo necesitarán narcóticos como la morfina por vía intravenosa.

Cuándo llamar al médico:

Después de irse del hospital, usted necesitará observar al niño en caso de que ocurra algún indicio de sangrado recurrente del bazo o hígado. Los indicios de sangrado incluyen dolor abdominal repentino, falta de la respiración, mareo y un pulso rápido. Necesitará buscar atención médica inmediatamente si el niño experimenta alguno de estos síntomas después de irse del hospital.

Restricciones en las actividades:

Planee actividades calmadas por las primeras semanas que está en casa. El niño no necesita permanecer en cama, pero debe caminar y jugar calmadamente. No debe jugar bruscamente con la familia, amigos ni mascotas.

El niño no debe participar en ninguna actividad ni deporte que involucre saltar, trepar o correr tales como andar en bicicleta, usar patines en línea, bailar, gimnasia, fútbol Americano, baloncesto, fútbol o atletismo.

Las actividades como las que se hacen en clase de gimnasia y los deportes de contacto no se permiten por algún tiempo después de salir del hospital. La actividad física y los deportes se prohíben por 6 semanas en todos los grados (I-IV). Todas las prohibiciones y actividades se hablarán con el cirujano del niño antes de que le den el alta.

Seguimiento:

El seguimiento con el cirujano será después de 2 a 4 días del alta del hospital. Usualmente, no se necesita de ningún análisis o imagen de seguimiento. Una vez que esté bien que el niño reanude las actividades normales, no se requiere de ningún seguimiento posterior.